BLOG. FYSI NATURAL SPORTS NUTRITION

Cómo elegir los hidratos de carbono más beneficiosos

Todos sabemos que tanto si nos encontramos en una dieta donde nuestro objetivo principal sea la pérdida de peso o bien en un proceso de definición muscular, comúnmente conocido como el proceso de “secado”, la disminución de carbohidratos, es una de las claves para conseguir nuestro objetivo.

Ahora bien, ¿qué cantidades exactamente necesita nuestro cuerpo de carbohidratos para tener suficiente energía?, y ¿ de dónde deberíamos de obtener esta fuente de carbohidratos?

Para que os hagáis una idea, nuestro cuerpo necesita consumir aproximadamente 50 gr de carbohidratos para funcionar correctamente, esto equivaldría por ejemplo a medio plátano y una taza de avena. Con tal de que desayunemos una tostada y tomemos las raciones correctas de verduras y frutas en el resto de comidas, ya tendríamos los carbohidratos suficientes para estar activo. 

Por supuesto, la cantidad necesaria para deportistas profesionales y/o personas que hagan esfuerzos físicos más intensos, serán otras.


¿Qué beneficios obtendremos reduciendo la ingesta de carbohidratos?

Reduciendo la ingesta de carbohidratos refinados, como el pan, arroz, pasta, patatas, y por supuesto todo tipo de bollería, veremos rápidamente importantes cambios en nuestro cuerpo:

  • Nos sentiremos menos hinchados
  • Nuestros músculos se verán más fuertes
  • Nuestro cuerpo comenzará a quemar la grasa almacenada
  • Nos sentiremos con más energía 
  • Nos sentiremos menos hambrientos.

    Ojo! Cuando hablamos de reducir carbohidratos, nos referimos a la ingesta de carbohidratos simples o refinados como los mencionados anteriormente.

    Los hidratos de carbono refinados son aquellos que han sido procesados hasta tal punto que se le ha eliminado la fibra que en una etapa inicial contenían. De manera que al ingerirlos, se transforman en energía muy pronto, causando subidas y bajadas muy rápidas en el nivel de azúcar. Al consumirlos notamos ese subidón, pero apenas en unos momentos, volveremos a notar la caída.

¿Qué provoca el exceso de carbohidratos refinados y/o procesados?

El exceso de carbohidratos refinados en nuestra dieta está estrechamente relacionado con los numerosos casos de obesidad y diabetes del Siglo XXI, además de tener un efecto devastador sobre el estado de ánimo y nuestras emociones.

La ingesta de azúcar con harina de trigo que podemos encontrar en postres, bizcochos, galletas … nos genera una enorme sensación de bienestar en el momento de consumirlas, pero aumenta nuestro nivel de cansancio por los picos de subida y bajada de insulina.

 Este tipo de carbohidratos refinados tienen un efecto adictivo a la vez que calmante, y es por ello que muchas personas los utilizan como “drogas” a las que acudir durante momentos de crisis emocional. (Seguro que os suena la clásica escena de película americana donde tras una ruptura, eligen ahogar las penas con una tarrina de helado tamaño XXL.)

Lo ideal, es llegar a un punto intermedio donde podamos permitirnos un capricho de vez en cuando, sin que se convierta en una costumbre y sobre todo que seamos nosotros quién decide si comerlos o no, y no nos dejemos dominar por el poder adictivo de estos.

¿De donde obtener carbohidratos de buena calidad?

Dicho esto, no hay que confundir eliminar los carbohidratos refinados o procesados de nuestra dieta con los carbohidratos en general. Los carbohidratos , también llamado glúcidos, son uno de los tres integrantes del grupo de los macronutrientes y son nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita a diario para poder funcionar correctamente. La diferencia está en la fuente de la que los obtenemos.

¿Y cuáles son esas fuentes correctas de donde obtener los carbohidratos son?

  • Frutas y verduras
  • Cereales
  • Frutos secos
  • Legumbres y tubérculos

Os animamos a que os pongáis vuestra propia meta de ir reduciendo poquito a poco el consumo de productos procesados. Veréis como en apenas unos días comenzáis a notar los resultados, la sensación de bienestar es casi inmediata. Si te encuentras en una fase de definición muscular, notarás que la hinchazón abdominal que se produce después de la ingesta de estos carbohidratos es mucho menor y que tus músculos comienzan a marcarse más que antes.

¿Te animas y nos cuentas? 😉